Category Archives: literatura breve

Anonimato

No quiere decir su nombre, utiliza argumentos de privacidad. Más el sanguinario se proclama cómo el protector de su moral.

— No ando en anonimato, simplemente mi nombre es difícil de recordar.

Se esconde detrás de seudónimos y nombres de otros autores. El que compra y vende de lo que se és autoría. Todos excelentes mercaderes de propiedad intelectual.  ¿Quén gana en el anonimato?

microcuentos, microficcion
Anonimato

Maldición

Maldigo la hora en que vi la luz. En que nací de un útero  tan cálido  para reinventarme en la frialdad.  No sé cómo te conocí y me arrepiento de ser quien no se quien fui. Muerte, muerte es mi verdad, cómo un niño enfermo peleo por y para morir.

Turistas de sudor y pasión

Turistas de sudor y pasión

Llegamos y lo primero que hacemos es abrir nuestras maletas para desnudar nuestro cuerpo y alma. Un baño a esta hora no tiene precio y más con el lujo brillante que emana la ducha. Mi piel necesita un baño y agua fría y es más pronto que ahora. 

– Si quieres nos bañamos juntos, si no al fondo está la cama. – digo exhausto en un suspiro cansancio y lleno de sudor. 
– Tal vez, quizás después de hacer el amor. – contesta tendida en la cama, consciente de que no desaprovecho el momento si se trata de contactar y sentir tu pasión. 
Así se cruza nuevamente el espíritu, ese momento de luz que emana de un sincero, mutuo, sucio y caluroso momento de esa cosa que llaman amor. Las sabanas brincan y de una esquina a otra de la cama vuelan las almohadas. Ahora es el momento, ahora me siento mejor. Contacto táctil entre tus ojos y los míos, veo estrellas en tus pupilas y en tus gemidos encuentro valor. 
Pasan los segundos, días, horas y años en este infinito fuego que quema y sacia la sed. Vivo y muero en un segundo, sabiendo que limpio es cómo esto se debe hacer. 

En el olvido

Soy la muerte que corre en bicicleta, la razón de ser de tus pesadillas. Se que gracias a mi no duermes mientras me río de tí siendo indiferente pues hace muchos años que olvidé el arte de odiar.

Por la noche te busco y no te encuentro, y estoy seguro de que puedes pensar igual. Total si mi alma hoy brilla en este tormento eterno, es gracias a tí y tu forma de amar.